La Escuela como tratamiento del no-saber en psicoanálisis*

Textos: Esperanza Molleda
Imágenes: Andrés Borderías, Engel Schreib

*Texto original de la autora.


5Desde el nacimiento del psicoanálisis siempre han existido comunidades de analistas. Este hecho podría entenderse como una simple consecuencia fáctica de la circunstancia de que los psicoanalistas se reúnan en torno a su práctica común, pero también se puede pensar que hay una “necesidad” lógica de que existan las comunidades de analistas para que exista el psicoanálisis: hay algo que no cesa de escribirse acerca de lo que es el psicoanálisis, que llama a los psicoanalistas a reunirse en torno a un espacio y un tiempo compartidos, en los que se desarrolle y viva el saber que permite que la práctica psicoanalítica exista en el mundo.En 1964, Lacan fundó su Escuela en un momento personal y políticamente muy significativo denominado por él mismo “Excomunión” (1). Lacan se vio en la encrucijada de tener que renunciar a sus apuestas si quería seguir perteneciendo a la Asociación Psicoanalítica.

 

Artículo Completo Descargar en PDF


Usted está aquí: Dossier: La institución, agujereada La Escuela como tratamiento del no-saber en psicoanálisis*

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y continua navegando consideramos que acepta su uso. SABER MAS.

Acepto cookies desde este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information