Lost in adiction*

Textos: Andrés Borderías
Imágenes: Andrés Borderías y Gabriela Medin

*Texto de la intervención realizada en el 4e Colloque Medicine & Psychanalyse, celebrado en Clermont-Ferrand, Francia, del 20 al 22 de Septiembre de 2012.


4En la década de los años 80 irrumpió esa nueva forma del malestar en la cultura que se denominó adicción. Muy pronto se hizo patente el   extravío de los poderes públicos y de los profesionales implicados ante el tratamiento de ese nuevo síntoma social, reacio a la terapeutización.
La adicción no era un fenómeno nuevo, desde la antigüedad el mundo conocía los efectos del alcohol,  las guerras del opio en el siglo XIX en China y el siglo XX había comenzado de la mano de las adicciones causadas por los nuevos productos sintetizados en laboratorio: morfina, cocaína, heroína... la novedad se hallaba en las coordenadas discursivas que habían determinado su eclosión a finales del siglo XX.
Lacan señaló a lo largo de su enseñanza la responsabilidad del discurso de la ciencia y del capitalismo en el declive del Ideal, incapaz entonces de regular las relaciones del sujeto con el goce. El paradigma del malestar dejó de ser el síntoma neurótico, en el que aún es reconocible la incidencia del Ideal sobre la pulsión y cuyo resultado es el síntoma portador de una verdad y un deseo reprimido, entonces interpretable. Con el avance del siglo XX, el declive del antiguo orden simbólico y el ascenso al cenit social del objeto tuvieron como efecto la aparición de nuevas formas sintomáticas, que daban cuenta de los estragos producidos sobre muchos sujetos por el  empuje a un goce desconectado de la castración.

 

Artículo Completo Descargar en PDF


Usted está aquí: Dossier: La institución, agujereada Lost in adiction*

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y continua navegando consideramos que acepta su uso. SABER MAS.

Acepto cookies desde este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information