Editorial

Editorial Letras nº6

 

Letras prosigue su andadura manteniendo su formato, su diseño y parte de su equipo editorial, pero a partir de este número presenta cambios entre los cuales hay que destacar su dirección y su nombre. Letras pasa en su edición en papel a llamarse Letras Lacanianas. Se suman a la labor de hacerla existir nuevos colegas. Todo ello debido a la permutación con la que algo cambia y algo permanece. Esta vez Letras Lacanianas se deja orientar por la política con Pipol: “Después del Edipo todos analizantes. El caso, la institución y mi experiencia en psicoanálisis”.

Es este “Después del  Edipo” el que marca el estado de la sociedad actual, hiper moderna, tomada por un goce sin límite. Es este demasiado que no se reabsorbe en la estructura el que da lugar a los listados interminables de síntomas que la psiquiatría agrupa en trastornos. Desde el psicoanálisis se trata del uno solo para cada sujeto, y del saber hacer con eso para cada practicante que ha hecho o está haciendo su experiencia analítica.

“Institución de lalengua”, nuestro título, se hace eco de las múltiples experiencias, en especial de aquellas referidas a la infancia,  a la adolescencia y a las instituciones que sostienen un lazo analítico. La manera de nombrar en la institución permite seguir los surcos del deseo y hacer con el goce, alejándonos de las etiquetas que rechazan lo peculiar para dar lugar a la invención con las briznas de lalengua.

En tanto está claro que el lugar es el deseo del analista y el lazo se establece con ese lugar, la institución de lalengua toma cuerpo en el diván, en las instituciones públicas y en los centros de orientación analítica, entre los cuales también tenemos ecos de lo que fue el CPCT-Madrid.En el Seminario 20 se produce el pasaje operado por Lacan de la teoría del lenguaje como comunicación al lenguaje como vehículo de goce que implica cada lalengua.

Se contrapone así la gramática normativizante a lalengua propia del estilo. Si cada uno de nosotros recoge lalengua en la asociación libre, Letras se toma el cuidado de recoger las invenciones de la misma, y cada colega lo hace con su estilo. Es así que cada texto, cada escrito nos muestra su modo de hacer a partir de su experiencia con el psicoanálisis para ir al encuentro de lalengua en el caso, en la institución.

Nos ocupamos de los seres de lenguaje, que nos aportan, como en la literatura, un juego de sentido y de significaciones, pero cuando se hace intervenir la lógica en el dicho para ceñirlo, discernirlo, comprimirlo, se hace surgir la existencia. Cuando el lenguaje trabaja sobre lalengua, surge a partir de él algo de lo real, como nos lo dice claramente J.-A. Miller. 

Pero, ¿qué nos queda de esto después del Edipo?  Nos queda una lógica orientada por lo real, que se cierne en el neologismo lalengua; se puede decir que aquí corresponde captar el lenguaje en el nivel de lo que se imprime en el cuerpo, y es en esta medida que el lenguaje puede ser considerado un aparato de goce. En tanto estamos en una época donde el teatro edípico palideció, se trata entonces de abordar las disrupciones, las efracciones de goce en las que el pragmatismo de nuestra acción tiene que dar cuenta de las invenciones de lalengua siguiendo el hilo de las formulaciones avanzadas por Lacan.

 

 

Números anteriores

Números anteriores

 

   

 Ver todos

 

Letras N16
Cultura, surcos y fracturas

2018

 thumbnail 2 PORTADA LETRAS 15 IMPRENTA 2

Letras N15
Locuras

2018

 

Letras N14
a-dicciones. Goces y palabras
 
2017

 

Letras N13
Singularidades

2017

 

Usted está aquí: Editorial

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador y continua navegando consideramos que acepta su uso. SABER MAS.

Acepto cookies desde este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information